INT. GRAL.

Cientos de familias siguen sin agua en las torres de Villa Elisa

ABSA sigue sin dar respuesta a las familias que residen en la zona de las torres de Villa Elisa, frente a la estación de trenes. Los frentistas sostienen que la empresa responsabiliza a EDELAP por la falta de suministro eléctrico a las bombas de extracción y empuje, que son las que proveen de agua las cañerías troncales y secundarias.

Según el vecino Roberto Anselmino, quien vive en las torres, «desde hace días venimos sufriendo cortes intermitentes hasta este corte que lleva más de 24 horas, o sea que el problema sería anterior a la tormenta de viento de ayer».

También resaltó que las cerca de 800 familias distribuidas en el complejo están conformadas, en su gran mayoría, por parejas con hijos de corta edad y por adultos muy mayores que no pueden conseguir agua sin la ayuda solidaria de sus vecinos.

«Esto no es la primera vez que pasa. Realmente los cortes suelen ser impredecibles y más seguidos de lo que podría calificarse como normal», afirmó Wanda Muñoz, una ama de casa con tres hijos de 5, 8 y 12 años que está cansada de la «irresponsabilidad empresaria para garantizar un servicio vital».

Según Muñoz, «es de locos que falte agua en tiempos de pandemia tras meses de venir cuidándonos, es de una falta de respeto a la salud pública porque estamos impedidos de higienizarnos para evitar el COVID-19 y otras enfermedades».

Por su parte, para Anselmino, y tras tantos padecimientos por falta de electricidad y de agua, «estas empresas son una vergüenza y están con un sentimiento de impunidad ante el daño que le producen a la gente, mientras que el defensor del pueblo se destaca por su silencio cómplice».

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:INT. GRAL.