LA REGIÓN

«Hasta que no baje la cantidad de algas no se podrá restablecer el normal funcionamiento»

Luego de que decidieran suspender el bombeo de agua de la planta potabilizadora, desde ABSA confirmaron que la interrupción del servicio seguirá igual hasta que baje la presencia de algas y cianobacterias.

La medida fue publicada a través de un comunicado tras la recorrida del Presidente de ABSA, Germán Ciucci, y el Subsecretario de Recursos Hídricos del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, Guillermo Jelinski, junto a gerentes y técnicos, por la Planta Potabilizadora «Donato Gerardi».

De esta manera, el Gerente General de la empresa, Julián Bautista, explicó que «las maniobras realizadas se debieron al aumento extraordinario de algas que superó la capacidad del sistema de filtración y sedimentación que tiene la Planta».

En ese sentido, pidieron a la población un cuidado extremo de las reservas existentes y concluyeron: «Estamos a la espera de que cambien las condiciones meteorológicas y así pueda bajar la cantidad de algas. Hasta que eso no suceda, no se podrá restablecer el normal funcionamiento de la Planta».

A su vez, en las redes sociales de la empresa informaron que pusieron camiones cisternas de 10 mil litros de agua a disposición de hospitales y centros de salud «para garantizar el suministro alternativo en dichos establecimientos esenciales».

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:LA REGIÓN