LA REGIÓN

El CONICET va a investigar lagos y lagunas de todo el país por la enorme presencia de algas

A lo largo de las últimas décadas, los lagos y lagunas del mundo vienen sufriendo los efectos cada vez más fuertes del proceso conocido como eutrofización.

Se trata de una excesiva disponibilidad de nutrientes y materia orgánica que se vuelve particularmente grave en aquellos ambientes acuáticos ubicados en regiones densamente pobladas y en zonas de intensa actividad agropecuaria que hace que les llegue una mayor carga de contaminantes, principalmente nitrógeno y fósforo.

Con el objetivo de evaluar qué ocurría en otros ambientes acuáticos del mundo, Horacio Zagarese, investigador del CONICET en el Instituto Tecnológico de Chascomús, desarrolló una estadía de un año en el Instituto de Estudios Avanzados Hanse-Wissenschaftskolleg (HWK) de Delmenhorst, Alemania, donde lideró un ambicioso proyecto trabajando junto a investigadores de distintos países dedicados al monitoreo de lagos y lagunas con altos niveles de eutrofización para cruzar datos y analizar de manera conjunta el estado de situación global.

El estudio reunió información del seguimiento a lo largo de los últimos 40 años de lagos y lagunas de Estados Unidos, Estonia, Japón, Nueva Zelanda y Rusia, y de unas 60 lagunas de Buenos Aires y La Pampa.

 

 

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:LA REGIÓN