INT. GRAL.

¿Cuánto sale armar el árbol de Navidad este año?

En esta época, la ciudad se inunda del espíritu navideño y la gente sale a la calle a comprar adornos para sus hogares. Los precios de los árboles de Navidad de producción nacional subieron alrededor de 40% respecto al año pasado, de acuerdo a un informe de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ).

Los valores van variando en función de la ramificación del árbol, mientras más ramas y volumen, mayor el precio, además de las alturas de los productos.

En esta línea, El Editor Platense transitó los principales bazares de la ciudad para generar un estimativo de los gastos para armar el arbolito.

Se puede renovar las guirnaldas, luces, sumarle nuevos adornos o directamente cambiar el árbol. Éstas son las diferentes propuestas locales para todos los bolsillos.

Los árboles

En primer lugar, los precios de los árboles varían dependiendo su tamaño y color (los blancos salen un poco más caros que los verdes).

Entre 300 y 400 pesos valen los árboles de aproximadamente 60 cm, los de 90 cm rondan los $500, mientras que los de 1 metro oscilan entre los $800 y $1000. Los árboles que superan los 1,20 cm rondan entre los 2.200 pesos y los $4500. Por su parte, los que miden más de 1,50 valen entre $4800 y $5980.

Adornos y guirnaldas

Los adornos también varían mucho en precio, tamaño y diseño: las famosas estrellas que se colocan en la punta del árbol rondan los $250. Mientras que los packs de adornos van desde $80 hasta $390.

Las bolas navideñas más sofisticadas pueden llegar a valer $899 el pack de ocho, mientras que las guirnaldas, otro clásico de la decoración navideña, tienen precios desde 120 pesos hasta los 180.

Luces para decorar la casa

En cuanto a las luces, los valores varían entre 500 pesos la caja y $900 las más caras.

Mientras que las LED en forma de cuerda con una extensión de cinco metros, valen 1.690 si son de colores y 2.000 las blancas.

¿Por qué se arma el árbol?

El 8 de diciembre es el Día de la Inmaculada Concepción, debido al dogma de la Iglesia católica decretado en 1854 que sostiene que la Virgen María estuvo libre del pecado original desde el primer momento de la concepción de su hijo Jesucristo. Asimismo, en esta fecha se arma el árbol de Navidad, que adorna los hogares hasta el 6 de enero, Día de Reyes.

A pesar de que muchos destacan que este hito en la vida cristiana dio origen a la tradición del pino decorado, la realidad es que no existe una única versión y varía según cada cultura.

Incluso, se tiene registro de que los celtas tenían por costumbre adornar un roble por la llegada del solsticio de invierno ya que, de esta manera, se aseguraban el regreso del sol.

Por otro lado, se dice que en este día los nórdicos solían adorar con un árbol el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad. Y según el relato que trascendió, en Argentina la costumbre de armar el arbolito comenzó en 1807, cuando un irlandés trasladó este hábito al país decorando un pino en una plaza pública.

En la actualidad, el mismo se decora con una gran diversidad de objetos y elementos, siendo los más tradicionales las bolas, las guirnaldas y las luces. Además, se coloca una estrella en la punta, recordando a la estrella de Belén, que representa la fe que debe guiar la vida del cristiano. Si bien está muy popularizado el uso de árboles artificiales, de plástico y otros materiales sintéticos; algunas culturas utilizan pinos verdaderos ya que tienen la posibilidad de adquirirlos.

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:INT. GRAL.