POLÍTICA

Aborto: ¿cómo será el debate y el operativo de seguridad en el Congreso?

El debate del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) comenzará alrededor de las 11 de la mañana y se prevé en una maratónica jornada que se extenderá, por lo menos, hasta el viernes. Desde ayer, en las inmediaciones del Congreso comenzó un fuerte operativo de seguridad para contener a las manifestaciones a favor y en contra de la iniciativa.

El texto original enviado por Alberto Fernández el pasado 17 de noviembre sufrió algunos cambios. Ayer por la tarde, el plenario de comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Salud Pública y Acción Social, Mujeres y Diversidad, Legislación Penal, aprobó el dictamen mayoritario impulsado por la legisladora del Frente de Todos, Cecilia Moreau, con el apoyo de 77 diputados.

En esos cambios, se incorporó la objeción de conciencia institucional mediante la cual los sanatorios privados que no quieran realizar abortos podrán negarse y no recibirán ninguna sanción. Esta inclusión, que apunta a conseguir adhesiones entre los diputados indecisos y garantizar mayor apoyo en el Senado, servirá para que no haya conflictos con clínicas muy identificadas con los diferentes credos religiosos.

Otra de las variaciones del proyecto de ley estableció la presencia de un adulto mayor en el caso de adolescentes menores de 14 años que pretendan interrumpir su embarazo. En el caso de jóvenes de entre 14 y 16 años, dependerá de la evaluación del equipo de salud que atienda a la paciente. Sobre el plazo para realizar el aborto había disidencias, pero se confirmó que será de 10 días luego de su solicitud.

Por otra parte, además del proyecto de IVE, se debatirá el “Plan de los 1.000 días”, una iniciativa complementaria del Poder Ejecutivo que apunta a proteger a las mujeres durante el embarazo y los primeros días de la infancia, llamado realmente como “Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia”. En palabras del presidente Alberto Fernández, busca “bajar la mortalidad, malnutrición y desnutrición, además de prevenir la violencia, protegiendo los vínculos tempranos, el desarrollo emocional y físico y la salud de manera integral de las embarazadas y de sus hijos de hasta los 3 años de vida”.

Para más información, podes leer la orden del día haciendo clic acá

¿Cómo será la votación en el recinto?

El llamado a sesionar está previsto para este jueves a las 11 de la mañana, donde tratarán los temas por separado. Por un lado, el proyecto del aborto legal y luego el de los 1.000 Días. En este último también hay parlamentarios que quieren dar el debate. Fuentes legislativas precisaron que en ambos casos habrá miembros informantes y luego se pasará directamente a oradores individuales que contarán con cinco minutos de exposición cada uno.

No habrá discursos de cierres de los jefes de los bloques, ya que al no haber posición única, los diputados se expresarán de forma individual. En este contexto se prevé una sesión de más de 20 horas, que estará marcada no solo por las altas temperaturas sino también por el calor popular de las movilizaciones a favor y en contra que coparán la Plaza del Congreso. Desde anoche comenzaron a llegar los primeros manifestantes para ser parte de la vigilia.

La sesión de esta jornada tendrá otra particularidad. Será la primera en medio de la pandemia de coronavirus que contará con la presencia física de un gran número de diputados en el recinto. En las últimas sesiones estuvieron presentes unos 70 legisladores. Luego de las reuniones de comisiones que se llevaron a cabo de manera presencial, este jueves la mayoría de los diputados estarán en el Congreso. Solo estarán exceptuados aquellos legisladores que cursen un embarazo o tengan edad o enfermedades preexistentes que los pongan en riesgo y justifiquen la conexión virtual.

En el recinto habrá unos 194 diputados, mientras que el resto se sumará de manera remota. Para mantener la distancia y prevenir contagios por COVID-19, habrá un sistema de rotación entre las bancas y los despachos, además del test de PCR para todos los presentes. No podrá ingresar al recinto ninguna persona que no haya sido testeada previamente.

El proyecto de ley deberá conseguir 129 votos de los 257 habilitados para obtener la media sanción. Desde el oficialismo confían en superar ese número con mayor amplitud de la que obtuvieron hace dos años y medio en el mismo recinto. Aquella vez el conteo terminó 129 a 125 a favor, con una abstención. Antes de fin de año esperan que la IVE se discuta en el Senado, donde la pelea para su aprobación se prevé que sea voto a voto.

Gran operativo de seguridad en las inmediaciones del Congreso

El operativo fue acordado entre autoridades del Gobierno nacional, el porteño y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, informaron fuentes oficiales. El mismo contempla la colocación de un vallado que separa la Plaza Congreso en dos y un corredor para ordenar las manifestaciones a favor y en contra de la iniciativa.

«El operativo tiene como objetivo que las fuerzas de seguridad, en un marco de respeto de los derechos y garantías individuales, prevengan situaciones de violencia y protejan el ejercicio de la libertad de expresión y manifestación de quienes asistan a los alrededores del Congreso», indicó un comunicado del Ministerio de Seguridad, que encabeza Sabina Frederic.

En ese marco, la Policía Federal Argentina se encuentra a cargo de la protección del Palacio Legislativo y del ingreso de los legisladores, mientras que la Policía de la Ciudad tiene jurisdicción -como es habitual- sobre el resto del espacio público de la movilización.

A la Policía de la Ciudad le corresponde también «garantizar que el colectivo identificado con el pañuelo verde se concentre sobre la avenida Callao», donde se montarán pantallas para que puedan seguir el debate, mientras que el colectivo identificado con el color celeste lo hará sobre la avenida Entre Ríos, donde también fueron colocadas pantallas.

Según se precisó, entre ambos grupos habrá una separación de 100 metros, la cual se realizará mediante un vallado montado y controlado por la Policía de la Ciudad.

Para ello, además de disponer vallas móviles y fijas, y ambulancias para atender cualquier necesidad, se dispusieron dos corredores separados, cuyo control también estará a cargo de la Policía porteña.

Esos dos corredores se dispusieron sobre los laterales de la Plaza del Congreso, con el fin de que el sector de la marea verde utilice como espacio de circulación la avenida Rivadavia y su continuidad por Avenida de Mayo; mientras que los provida lo haga sobre la extensión de la calle Hipólito Yrigoyen.

De este modo, se busca que la Policía de la Ciudad garantice que no se produzcan incidentes entre ambos grupos antes, durante y al término de la concentración.

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:POLÍTICA